16 consejos eficaces para vencer la pereza

16 consejos eficaces para vencer la pereza

La pereza es sin duda uno de los mayores destructores de nuestros objetivos. La pereza provoca que nuestro rendimiento sea deficiente en cualquier área; no deshacerse de ella implica fracasar inevitablemente.

El primer objetivo para llevar la vida que siempre deseamos es vencer la pereza, pero ¿Cómo hacemos eso?

Implementando estos 16 consejos eficaces para vencer la pereza en nuestra rutina diaria, nos llenaremos de energía y tiempo de sobra, que podremos emplear para trabajar por las metas que nos hemos trazado.

Sin más preámbulo aquí están:

16 consejos eficaces para vencer la pereza – Desarrollo personal

16 consejos eficaces para vencer la pereza
16 consejos eficaces para vencer la pereza

1. Ejercicio físico:

Cuando adoptamos una rutina de ejercicio nuestra salud mejora notablemente, nos sentimos con más energía y quemamos calorías. Además, el ejercicio físico nos mantiene de buen ánimo y motivados.

Toda persona exitosa, sin acepciones, tiene una rutina de ejercicio planificada porque son conscientes de su importancia en nuestra salud y nuestro rendimiento. Podemos empezar con una rutina de 15 minutos trotando o montando en bicicleta y gradualmente irle subiendo la intensidad; Los cambios positivos se empiezan a notar desde el primer día.

2. Descansar bien a diario:

El descanso, naturalmente, es completamente necesario para vencer la pereza, pero no solo dormir, sino dormir eficazmente. Cuando dormimos eficazmente nuestros sueños son profundos y al otro día despertamos con más energía, totalmente recargados y renovados. Pero ¿Cómo dormir eficazmente? Aquí unos consejos:

  • Tener un horario fijo para acostarnos a dormir.
  • En la medida de lo posible dormir con baja temperatura.
  • Dormir en un sitio totalmente oscuro.
  • No quedarse despierto en la cama (Evitar el smartphone o la tv).
  • Limitar el consumo de alcohol o cafeína.
16 consejos eficaces para vencer la pereza
16 consejos eficaces para vencer la pereza

3. Establecer tiempos para las actividades que realicemos:

Cuando establecemos tiempos para cada actividad que vamos a desarrollar, nos obligamos a ser más eficaces. Cuando nos obligamos y posteriormente nos acostumbramos a ser más eficaces y a optimizar todo lo que hagamos, sin duda, esto repercutirá en el cumplimiento de nuestras metas.

Establecer tiempos no solo implica cronometrar alguna actividad, sino que también debemos agendar cada cosa que debamos hacer en el día, la semana y si es posible en el mes, para que no se nos olvide ninguna obligación (metas o proyectos) que hayamos adquirido.

4. Empezar por lo más complicado

El primer paso para tener un día muy productivo es iniciar desarrollando las actividades más complicadas e indispensables que tengamos por hacer, e ir así, hasta que al final del día solo tengamos que hacer lo más fácil y menos importante.

5. Ver los beneficios:

La pereza nos hace ver que hay más dificultades que beneficios. Es por tal razón que debemos cambiar ese chip o ese pensamiento en el que nos induce la pereza; el impacto y los beneficios que implica llevar una vida sin pereza son sumamente enormes para nuestro desarrollo personal, laboral e inclusive hasta amoroso.

Bien lo decía mi abuelo, hombre perezoso no conquista mujer bonita.

Debemos tener siempre claro que nuestras metas solo se podrán cumplir si nuestra vida está libre de pereza.

16 consejos eficaces para vencer la pereza
16 consejos eficaces para vencer la pereza

6. Premiarnos:

Uno de los principios básicos por haber hecho una labor excelentemente, es premiarnos. Cuando nos hayamos ajustado a una rutina de ejercicio, por ejemplo, nos podemos recompensar con algún capricho; algún chocolate o vernos una buena película seria genial, después de todo para qué es la vida sino para disfrutarla ¡Ojo sin excederse!

7. Pensar en ¿Qué pasaría si la tarea no se hace?:

Hay factores que nos llenan de gran motivación y hay un tipo de motivación que se logra a través del miedo. Cuando miramos nuestras metas e imaginamos que no las cumplimos, se nos congela la sangre, este pensamiento debe ser un motor que nos impulse con más fuerza a seguir adelante y a dejar la pereza atrás.

8. Tener compañeros en las actividades:

Cuando estamos acompañados de más personas que son afines con lo que hacemos, las motivaciones de todos se juntan; desarrollamos las labores con más eficiencia, determinación y, por supuesto, nos divertimos más.

No es lo mismo ir al gimnasio solo que ir con nuestros amigos. Así que, debemos encontrar personas que compartan actividades con nosotros para trabajar en equipo y avanzar en nuestro desarrollo personal.

9. Tratar de estar en pausa el menor tiempo posible:

Debemos siempre acostumbrarnos a estar activos, con esto no perderemos la energía inicial que adquirimos al empezar el día. Cada que nos detenemos la pereza hace mella en nosotros y se vuelve irresistible el pensamiento de no hacer nada o dejar las cosas para otro día. Por supuesto, esto no lo debemos permitir.

10. Dividir las tareas:

Por supuesto, dependiendo de la complejidad de las mismas. Dividir las tareas en sub-tareas hará que sean más manejables y llevaderas. Implementando este mecanismo iremos poco a poco alcanzando nuestros objetivos. Lo importante no es ir rápido, sino que es avanzar.

11. Tener un plan claro:

A veces se dejan de hacer cosas sólo porque no se tiene claro cómo abordarlas. Debemos tomarnos un tiempo al día para pensar cómo vamos a desarrollar cada una de nuestras tareas. No saber que hacer es una excusa perfecta para no hacer nada y entregarnos a la pereza; no lo debemos permitir.

12. Hacer una cosa y después la siguiente:

Es verdad que una vez que terminamos una tarea nos sentimos inevitablemente cansados, pero como lo mencione anteriormente; cada uno de los espacios de nuestro tiempo debe estar planificado esto incluye, por supuesto, los momentos de descanso.

Si terminamos una tarea y planificamos otra al instante, debemos desarrollarla si o si porque, o si no, agarraremos la mala costumbre de dejar las cosas para después. Algo totalmente inconveniente que hace feliz a ese pequeño monstro de la pereza que vive dentro de nosotros.

13. Desafiarse:

Desafiarnos a nosotros mismos es adquirir un compromiso de fuerza y de valor ante nuestras metas y la vida, especialmente si algo nos parece difícil o muy duro de llevar a cabo. Debemos retarnos a nosotros mismos y enfrentarnos al problema, como unos guerreros. ¡Vamos! ¡Arriba! ¡Claro que podemos hacerlo!

14. Anotar nuestros progresos:

Cuando adquirimos compromisos a largo plazo es muy buena idea ir anotando nuestros progresos. Anotar lo que hacemos y mirar los buenos resultados que obtenemos es sumamente motivador y nos llena de mucha energía.

15. Debemos mirar cómo progresan los demás:

Por su puesto, si observamos a las otras personas para inspirarnos y mejorar. De otro modo, no tiene sentido. La envidia es sumamente dañina para nuestros objetivos y tampoco debemos compararnos con los demás. Si miramos a otras personas es para aprender y avanzar y no, para llenarnos de complejos y ataduras.

16. Hacer lo que nos gusta:

Cuando hacemos aquello que nos llena y nos gusta la motivación está a flor de piel y todo se hace más fácil de hacer. Aunque así hagamos lo que nos gusta, siempre vamos a tener bajonazos de ánimo y para solucionar esto, o para salir bien librados, es súper importante la disciplina como valor fundamental en la vida.

Algunas conclusiones

Estos han sido 16 consejos eficaces para vencer la pereza; espero que les haya gustado y que empiecen a aplicarlos en sus vidas, de verdad, notaran cambios muy favorables a muy corto plazo.

Visita mi facebookinstagrampinterest twitter para más contenido.

Resumen
16 consejos eficaces para vencer la pereza
Nombre del artículo
16 consejos eficaces para vencer la pereza
Descripción
La pereza es el mayor destructor de nuestros objetivos.✅ aquí encontraras 16 consejos eficaces para vencer la pereza ✅ que no encontraras en ningún otro lado.
Autor
Nombre del editor
Arte con Huesos
Logo del editor

Deja un comentario