Mi experiencia con el terror nocturno

El terror nocturno fue muy común en mí hasta entrados los 20 años, recuerdo que las escenas fueron más frecuentes en la niñez y entrada la adolescencia, fueron tan frecuentes estas experiencias que llegue a acostumbrarme mucho a ellas.

A pesar de lo aterrador, mi inconsciente no me provocaba tanto miedo como para recordar por mucho tiempo una experiencia de estas.

Era impresionante el imaginativo de mi inconsciente, los horrores dibujados por mi mente me hacĂ­an temblar, sudar y en una que otra vez hasta gritar.

Como lo mencione anteriormente, yo llegué a acostumbrarme muy bien a las pesadillas de mi mente, pero eso cambio en quizás las últimas dos veces que mi mente me presento los horrores más extraños y peculiares que pude haber vivido.

Una extraña sombra en mi habitación

Era alrededor de las 12:30 de la noche, me encontraba dormido en mi habitación donde habían dos camas, la mía y la de un compañero que por esos días no se encontraba en la ciudad, cuando de repente desperté completamente paralizado, solo podía mover los parpados y al intentar hablar solo podía balbucear.

Me desperté completamente confundido escuchando la música de los vecinos que estaban enfiestados, escuchaba los carros pasar y miraba como los faros de la calle iluminaban tenuemente mi habitación.

La parálisis fue un preámbulo insoportable de lo que estaba por pasar, una sombra entro sutilmente por la puerta sin hacer ningún ruido, se sentó en una silla al frente de mi cama y se quedó completamente inmóvil, la figura giro su cabeza como mirándome y lo extraño es que era totalmente negra sin ningún tipo de rostro, la luz parecía no penetrarle y despedía una vibra tan diabólica y maligna que se sentía en el ambiente, empezó a hacer demasiado frío como si estuviera dentro de un congelador.

Cuando este ente llevaba alrededor de 10 minutos inmóvil se levantó y se paró al costado derecho de mi cama tan rápido y silente como entro al cuarto y justo en ese momento sentí como una fuerza hizo que yo pasara de estar acostado de medio lado a quedar boca arriba con el pecho expuesto, ya que duermo sin camisa, ahí pude ver y sentir como ponía su mano derecha sobre mi tórax y pude percibir como mis órganos parecían congelarse bruscamente y yo sin poder decir o hacer nada.

Al finalizar y quitar su mano sobre mĂ­, acerco su cabeza a la mĂ­a y ahĂ­ pude ver que tenĂ­a un rostro con solo una boca en la parte superior donde deberĂ­a ir la frente, que cubrĂ­a de lado a lado de la cabeza, escuche como de su espantosa boca producĂ­a un zumbido casi imperceptible pero que debido a la cercanĂ­a pude escuchar muy bien.

Sin previo aviso esta sombría entidad empezó a agarrarme del cuello y me empezó a estrangular mientras aullaba y gimoteaba, dicha escena era espantosa, pero de golpe todo termino, me desperté en el mismo sitio en completo shock, sudado y totalmente seguro de que aquello fue real.

También te puede interesar: Siento que estoy viviendo el mismo día miles de años.

Un encuentro del tercer tipo

Esta experiencia fue la última vivida mientras me quedaba envuelto en una pesadilla. Es muy peculiar lo que les voy a contar, pero en mi sueño miraba una nave espacial en el cielo nocturno, de esas que son como platillos que tanto nos lo muestran en el cine, dicha nave se acercaba muy rápido produciendo un sonido ensordecedor que se sentía como si me taladraran los oídos, estando así simplemente de golpe desperté

Me desperté en mi habitación completamente paralizado sin poder tampoco gritar o decir alguna palabra, recuerdo que por las ventanas entraba demasiada luz, además recuerdo que el sonido continuaba escuchándose mucho más duro y cercano.

Me horroricé cuando del fondo de mi habitación surgieron dos seres supremamente delgados y altos pero que por culpa de que solo los podía ver a contra luz no pude identificar ninguna facción específica o adicional, la situación termino de forma tan fugaz como empezó, estos seres simplemente se desvanecieron y desperté ahí en el mismo sitio.

Visita mi facebookinstagrampinterest twitter para más contenido.

terror nocturno

Más artículos

Resumen
Mi experiencia con el terror nocturno
Nombre del artĂ­culo
Mi experiencia con el terror nocturno
DescripciĂłn
El terror nocturno fue muy común en mí hasta entrados los 20 años, recuerdo que las escenas eran terriblemente pesadillescas e insufribles.
Autor
Nombre del editor
Arte con Huesos
Logo del editor

Deja un comentario