La historia del amor – Cuento corto

Erase una ves un mundo un tanto inusual lleno de sentimientos, personalidades y enfermedades mentales coexistiendo en perfecta armon铆a. Cierto d铆a la emoci贸n muy alegre grito a todo pulm贸n OIGANNN JUGUEMOS A LAS ESCONDIDAS!!!!! No que que flojera – dijo la pereza- SIIIIIIIII JUGUEMOS !!! – grito la hiperactividad- .

De forma extra帽a todos se pusieron de acuerdo para jugar. Ah铆 estaban todos: la felicidad, la pereza, la ternura, el amor, la rabia, la locura, el estr茅s, la tristeza etc.

La locura, y como es claro en su personalidad, se lanzo a contar y sin dar tiempo a nada empez贸 y termino la cuenta en menos de 30 segundos. El primero en encontrar fue a la pereza que se hab铆a quedado acostado en el mismo sitio en el que estaba y uno a uno los fue encontrando a todos.

La locura totalmente extasiada no pod铆a de la euforia de haber ganado el juego pero, faltaba alguien, y ese alguien era el amor quien de forma muy inteligente, y casi predecible, se hab铆a escondido en medio de unas rosas y debido a tantas espinas nadie se aventuraba a entrar.

La locura dispuesta a hacer lo que sea por ganar agarro una varilla de metal y la introdujo en repetidas ocasiones violentamente en las rosas totalmente segura de que ah铆 estaba el amor.

El p谩nico se apodero del lugar cuando de los matorrales salio el amor con los ojos perforados, gritando de dolor y desesperada.

Todos en el lugar estaban totalmente horrorizados. La ternura salio de en medio de la multitud y cari帽osamente se ofreci贸 para llevar y guiar al amor pero, la locura totalmente arrepentida de lo que hizo se ofreci贸 tambi茅n a lo cual el amor conmovida acepto los ofrecimientos.

Desde ah铆 es que se dice que el amor es ciego y siempre va acompa帽ada de la ternura y la locura.

Tambi茅n te puede interesar: Caperucita, caperucita donde estas que te extra帽o.

Visita mi facebookinstagrampinterest twitter para m谩s contenido.

La historia del amor Cuento corto

M谩s art铆culos

2 comentarios en 芦La historia del amor – Cuento corto禄

Deja un comentario