¿Cómo tener más confianza en sí mismo?

¿Cómo tener más confianza en sí mismo?

La confianza es la habilidad que cada ser humano puede obtener, que contribuye en gran medida, para alcanzar el éxito. Mucha o poca confianza puede ser perjudicial para nuestras vidas, pero el equilibrio correcto provocara grandes cambios en nuestro desarrollo personal.

Poca confianza provocara que seamos muy cautelosos con los riesgos y es debido a esto que, en la mayoría de los casos, lleguemos a perdernos de grandes oportunidades. Por su parte, si tenemos mucha confianza podremos parecer arrogantes ante los demás, asumiremos riesgos innecesarios y tropezaremos constantemente con obstáculos que nuestra forma de ser provocara.

8 hábitos de personas con mucha (pero sana) confianza

Todos hemos conocido a personas muy admirables, con una sana confianza en sí mismos, que nos resulta fascinante y admirable; su forma de ser, de actuar, de moverse, de hablar y expresarse son cualidades que pulen a menudo las personas que confían en sí mismos. Algunas personas son capaces de irradiar tanta confianza que atraen a los demás. Otras tantas están completamente desprovistas de cualidades internas perceptibles por culpa de sus inseguridades y su falta de confianza.

Las personas seguras y llenas de confianza son cautivadoras y encantadoras en cada aspecto; en su forma de hablar y su forma de escuchar, siempre habrá conexión y es grandioso tenerlas cerca.

Puedes llamarlo como sea, pero hay personas que se conectan con nosotros de inmediato, plasmando una imagen muy positiva de ellos al conocerlos.

En este artículo, te presentare 8 hábitos de las personas sanamente confiadas. Que si los implementas en tu vida la impactara positivamente:

¿Cómo tener más confianza en sí mismo?

1. El correcto lenguaje corporal

El lenguaje corporal es crucial en la construcción de una sana confianza, básicamente porque este atributo atrae a las demás personas, y muchas personas fascinadas por nuestro comportamiento es igual a más confianza.

El lenguaje corporal dice sobre nosotros el 90% de las cosas: una correcta postura, hablar sin interrumpir a las demás personas, platicar mirando a los ojos, movimientos sobrios y bien medidos de las manos, modales al comer, estilo al caminar, una gran sonrisa, pelo bien peinado, uñas limpias y cortas (cortas en el caso de los hombres), oliendo siempre bien, ropa limpia… todos estos aspectos los debemos cumplir a cabalidad para generar, sobre los demás, una imagen propia muy cautivadora.

Como lo ven, no solo se trata de comportamientos en el momento, sino que hay que demostrar todos aquellos hábitos que tenemos, y que están detrás de nuestra imagen, como ser muy aseados y limpios.

2. Interesarse por los demás

Las personas sanamente confiadas, tienen intereses genuinos en conocer a los demás. Básicamente una persona con mucha confianza le encanta socializar y aprender de los demás; escuchar muchas historias y contar las propias es un hábito que cultivan fielmente. Para conectar con las personas es necesario ser un buen conversador, pero las conversaciones se basan únicamente por experiencias propias o por cosas que los demás nos cuentan.

Ya lo ven, la confianza está conectada con plasmar una buena imagen, plasmar una buena imagen está conectada con ser muy sociables y ser muy sociables está conectada con ser grandes conversadores.

3. Ser curioso

La curiosidad es un instinto básico que cada ser humano llevamos dentro. Una persona con mucha confianza siempre busca experimentar nuevas cosas; atreviéndose a maravillarse por todo lo que el mundo tiene para ofrecer.

Una persona con una sana confianza intentara, de alguna u otra forma, la manera de embarcarse en un viaje para conocer otras culturas, otros paisajes o simplemente otras cosas. Experimentar, llevados por la curiosidad, enriquece mucho nuestras almas y tendremos muchas más historias para contar.

¿Cómo tener más confianza en sí mismo?
¿Cómo tener más confianza en sí mismo?

4. No le interesa ser el centro de atención

Las personas seguras de sí mismas no les interesa ser todo el tiempo el centro de atención, por el contrario, son personas a quienes les encanta aplaudir los logros de los demás y que dejan siempre, de forma desinteresada, participar a los otros. Cuando nos convertimos en personas con una sana confianza, el elogio de nuestros pares no nos enriquece, lo que nos enriquece es ayudar a los demás a ser mejores personas.

Compartir los conocimientos a quienes lo necesiten es un valor que tienen las personas con mucha confianza y la confianza es una virtud de grandes hombres y mujeres.

5. Tener un mensaje

Las personas confiadas en sí mismas, siempre tienen un mensaje poderoso que transmitir. Como lo mencione anteriormente, son grandes conversadores y oradores que les encanta transmitir sus ideas y enriquecer sus conocimientos en todo momento y en todo lugar.

Tener un mensaje radica en saber que decir en todo momento, es expresarse con humildad y conectarse con los demás alrededor de una idea, un tema o una historia.

Las personas confiadas de sí mismas, son soñadores empedernidos que siempre están detrás de sus metas. Cuando alguien está en constante persecución de sus metas o ideales, se ve y se transmite a los demás, logrando inspirar y motivar a muchas personas.

6. Suprimir la necesidad de tener razón

Buscar la manera de tener razón, es un instinto muy primitivo que tenemos todos los seres humanos; las personas seguras de sí mismas, son capaces de reprimir dicho instinto y de afrontar situaciones en donde no tienen la razón, por lo cual, aprenden de sus errores y rara vez cometen las mismas equivocaciones.

Cuando logramos suprimir con éxito ese molesto instinto, que implica la necesidad de tener siempre la razón, nos convertiremos en mejores personas. En ocasiones, tener confianza en nosotros implica luchar con nuestra propia biología.

7. Mentalidad positiva

Tener una mentalidad positiva nos asegura tener días grandiosos; nos asegura que estamos hechos para el éxito. Las personas confiadas de sí mismos nunca estarán deprimidos, ellos siempre buscarán la forma de motivarse para seguir su camino.

Ser positivos es una de las materias primas para lograr cualquier objetivo, y no la debemos implementar a ratos, sino que debe ser una forma de pensar… una forma de ser.

8. Sonreír

Sonreír hace parte de tener una mentalidad positiva, las grandes personas, las más exitosas, los más sabios, los que saben vivir de verdad, los que tienen una sana confianza en sí mismos sonríen todo el tiempo.

Si nos sentimos mal o deprimidos está científicamente comprobado que, al sonreír, nos sentimos mucho mejor así sea con una sonrisa fingida.

La felicidad está a la vuelta de la esquina, empecemos sonriéndole un poco a la vida.

Algunas conclusiones

Recuerden que hay confianza negativa y positiva. La confianza negativa se utiliza para alcanzar solo logros personales sin importar los demás. Por su parte, la confianza positiva se emplea para crecer como personas, aprendiendo de los demás y creciendo junto con ellos.

Visita mi facebookinstagrampinterest twitter para más contenido.

confianza

Deja un comentario