4 consejos para evitar los pensamientos negativos

4 consejos para evitar los pensamientos negativos

Los pensamientos negativos siempre tienen esa mala costumbre de apoderarse de nosotros en los peores momentos, es hora de frenarlos; es hora de implementar una estrategia que nos ayude a mantenernos positivos y plenos.

El bienestar mental y hasta física queda en juego cuando nos dejamos invadir de los pensamientos negativos; es hora de cambiar este hábito.

Antes de poner a prueba estos consejos, es indispensable que busquemos dentro de nosotros e identifiquemos todo lo negativo que nos agobia.

Para estar claros, debemos identificar los pensamientos negativos sin tratar de eliminarlos a la fuerza.

Una buena opción para identificar con claridad estos pensamientos, es crear un listado y escribir dichos pensamientos para que se vuelve más sencillo tacharlos y superarlos. Todo pensamiento negativo debe ser eliminado y por lo tanto hasta lo más pequeño y recurrente debemos escribirlos y si no podemos hacerlo, pues tomémonos un momento para meditar y aclarar nuestras mentes; debemos escudriñar en nosotros y hallar esos pensamientos negativos que nos pesan.

Una vez que tenemos un listado de nuestros pensamientos negativos, en papel o nuestra memoria, ya se vuelve más fácil aplicar estos consejos. Ya te digo yo, que con un solo consejo de estos que apliques podrás superar cualquier tipo de negatividad.

Solo tenemos que ir probando que estrategia o consejo nos funciona mejor.

Una buena noticia es que si, rutinariamente, aplicamos cualquiera de estos consejos por unos 5 minutos al día veremos resultados muy grandes a muy corto plazo, inclusive, resultados de inmediato.

1. La desviación de las mentalidades negativas

Para el primer consejo debemos imaginar que todos nuestros problemas y pensamientos negativos son un gigante y caudaloso rio; aun rio no podemos detenerlo colocando un muro de concreto porque de seguro se desbordara y causara más problemas.

Los problemas deben fluir y nosotros fluir con ellos.

Debemos intentar detener al rio; debemos desviar su cauce por las tierras secas y dejar que por si solo se vaya agotando y secando.

Precisamente lo que vamos a hacer en este momento es crear una estrategia para desviarlo.

Detener el cauce solo ocasiona otros problemas, además que la fuerza con la que corre destruya la muralla que construiste para detenerlo y solo correrá con más fuerza y violencia.

No tenemos que ser extremadamente optimistas, pero sí honestos y objetivos. Por ejemplo:

Pensamiento negativo: “Estoy pasada de kilos nada me queda bien”

Nueva dirección: “Estoy pasada de kilos pero… ya hago ejercicio caminando al trabajo”

Pensamiento negativo: “Soy un fracasado, no puedo conseguir empleo”

Nueva dirección: “No puedo conseguir un trabajo pero ya terminé mi CV y en cada entrevista lo daré todo sin desfallecer porque lo que es para uno es para uno… Dios aprieta pero no ahorca y si nos toca emprender, emprendemos”

Cada vez que aparezca este pensamiento negativo, dale una nueva dirección. Si vuelve a aparecer en tu mente, repítelo de nuevo pero no te dejes derrotar.

Convierte estas pequeñas acciones en hábitos y te aseguro que, con solo esto, tu vida cambiara del cielo a la tierra… serás imparable.

4 consejos para evitar los pensamientos negativos

2. De algo negativo a pregunta

Esta es la estrategia más sencilla de implementar.

El objetivo de esta estrategia o consejo es convertir nuestros pensamientos negativos en pregunta.

Cuando convertimos algo que damos por un hecho en pregunta, disminuye su impacto. Por ejemplo:

Pensamiento negativo: “Estoy gorda, nada me queda bien”

Con el signo de interrogación: “¿En serio nada me queda bien?”

Pensamiento negativo: “No hago nada bien”

Con el signo de interrogación: “¿En serio soy incapaz de hacer algo bien?”

Como lo ven, es una forma simple de pensar pero que llenará de mucho positivismo nuestro día a día, nos aumentará nuestra autoestima y nos hará más felices.

4 consejos para evitar los pensamientos negativos

3. Distraer la negatividad

Este consejo es uno de los más eficaces del listado porque ha sido demostrado científicamente, mostrando excelentes resultados.

Sin entrar en tantos detalles este consejo trata de dirigir tu atención hacia otra cosa; dirijamos algo negativo que tengamos en algo positivo. Por ejemplo:

Si te estás viendo en el espejo y enseguida piensas negativamente sobre “tus caderas” ¿por qué no dirigir tu atención a tus bonitos ojos?

Si tienes un mal día en el trabajo ¿por qué no poner tu canción favorita?

Obviamente estos son solo ejemplos, pero el objetivo es desviar tu atención hacia otra cosa que te haga sentir bien y encontrar alivio de lo que nos afecta.

Por supuesto todo aquello que desvíe nuestra atención debe ser algo 100% positivo, no se vale fumar, beber alcohol o ingerir cualquier tipo de droga porque esto en vez de ayudar empeora las cosas.

4 consejos para evitar los pensamientos negativos
4 consejos para evitar los pensamientos negativos

4. Meditar

Para finalizar con estos 4 consejos para evitar los pensamientos negativos debemos empezar a meditar; la meditación es una práctica totalmente saludable y no hace falta emplear algún tipo de sacrificio para practicarla.

La meditación es una rutina de ejercicio para nuestra mente; ayuda a fortalecerla y a mantenerla sana.

La meditación nos ayuda a ser conscientes de nosotros mismos, de lo que somos y de lo que de verdad queremos y nos apasiona. Mediante la meditación logramos ahondar en nuestros más íntimos pensamientos y estando ahí las soluciones fluyen naturalmente.

Tus propios pensamientos pueden ser desagradables, pueden disminuir tu autoestima, pueden obstaculizar tu productividad, e incluso pueden afectar tu bienestar. Pero también pueden producir todo lo contrario y ese es precisamente el objetivo de esta práctica; conocernos y querernos para después estar en paz con nosotros mismos.

Todo depende de ti mismo y de tu habilidad para dirigir tu atención a ciertos pensamientos e ignorar el resto. Con una corta rutina de meditación de unos 15 minutos es más que suficiente.

Meditar por si solo puede llegar a ser muy complicado, pero podemos iniciar ya mismo; podemos iniciar simplemente haciéndonos en un lugar agradable y en una posición cómoda, respirar despacio y dejar que tu mente haga el resto. Por supuesto necesitaras una buena guía que la podrás encontrar justo aquí con todos los pasos necesarios.

Para finalizar espero que estos 4 consejos para evitar los pensamientos negativos les haya servido de mucho, yo personalmente aplico algunos de estos, obteniendo grandes resultados.

Visita mi facebookinstagrampinterest twitter para más contenido.

Deja un comentario